La sobreestimulación de las pantallas


https://i1.wp.com/m1.paperblog.com/i/159/1597537/ventajas-tener-una-pantalla-tactil-L-g1TTkr.png

Estás en tu sofá, viendo la tele, con tu portátil encima de las piernas y hablando por el móvil, totalmente comunicado, pero sin decir ni una palabra a la persona que tienes al lado, que también está con su portátil, su móvil y la televisión.

En la sociedad de la gestión de la información y el conocimiento, Castells(1995), la comunicación pasa a ser algo esencial, básico para avanzar y para llegar a ser alguien. Sin lugar a duda somos una generación que se comunica constantemente, la mayoría de tecnologías cotidianas sirven precisamente para eso, pero ¿La comunicación a partir de la tecnología garantiza la socialización? ¿El hecho de estar todo el día hablando significa que estemos comunicándonos? Bajo mi humilde visión NO.

Olvidándome de una postura resistente ante el cambio y de constante negación del avance tecnológico, pero bajo una mirada muy crítica, me atrevo a asegurar que la sobreestimulación conlleva a la perdida de sensibilidad. Me explico:

El hecho de estar mirando a dos o tres pantallas a la vez de manera constante hace que perdamos la sensibilidad y que nos olvidemos de los estímulos más débiles o menos dinámicos. Un claro ejemplo: Nos preocupa más una noticia proveniente de la tele que lo que quiera explicarnos alguien que vive con nosotros, por éso no le prestamos atención.

Bajo mi punto de vista la insensibilidad conlleva incomunicación, así pues deberíamos replantearnos el futuro de nuestra comunicación. ¿Queremos llegar a ser autómatas que olviden el sentimiento y la naturalidad de una conversación habitual? ¿Queremos pasar a no mediar palabra pero estar todo el día conectados?

El avance tecnológico conlleva retos y nuevas metas de asimilación que permitan un uso coherente y responsable de estas herramientas. Así pues, hace falta un proceso educativo que garantice el buen uso de las tecnologías comunicativas para hacer que no olvidemos la comunicación oral, algo básico para una socialización adecuada y el pleno desarrollo de la persona.

También cabe destacar el ritmo frenético de vida al que nos estamos acostumbrando, la comida rápida, los atascos, el trabajo y el estrés son elementos que aún dificultan más la comunicación entre las personas.

Se nos presenta pues un reto educativo en relación a las siguientes generaciones y al uso de las nuevas tecnologías comunicativas.

Fuente>>>primerasnoticias<<<

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s